Algodón

El algodón doméstico tiene un origen e historia únicos entre los cultivos. Los ancestros silvestres de las modernas especies de algodón fueron vides perennes de diversas áreas geográficas, incluyendo a Africa, Arabia, Australia y Mesoamérica (México y Centroamérica). Se desarrollaron cinco especies de algodón cultivado: Egipcio, Sea Island, Pima americano, Asiático y Upland. El algodón silvestre es una planta tropical perenne con un hábito de fructificación indeterminado, lo que significa que sigue produciendo follaje nuevo incluso después de que comienza a crear semillas,y puede crecer hasta una gran altura bajo condiciones de crecimiento incontrolado. A pesar de su intrínseco hábito
de crecimiento perenne, el algodón es tratado como una planta de cultivo anual. El crecimiento vegetativo continuo con posterioridad a la floración desvía la energía de la planta, de la producción de capullos y semillas, promoviendo la podredumbre de las cápsulas y dificultando la cosecha del algodón. Los rendimientos potenciales varían de acuerdo a las distintas variedades y al clima, no obstante, con un manejo adecuado del riego los rendimientos en Israel alcanzan las 6-7 ton/ha (capullos y semillas) y 2-2,5 ton/ha (fibra).
Se puede aplicar al algodón reguladores del crecimiento, tales como el cloruro de mepiquato para retrasar la elongación de los internodos, especialmente en el algodón que ha sido fertilizado y regado en forma adecuada.

TECHNICAL DATA